No es nada nuevo que hoy en día parece que todo el mundo está en una dieta; la de la manzana, la del plátano, la de la proteína, la del chocolate, la de la coca cola…no se tu, pero yo he escuchado un poco de todo…El caso es que todo el mundo hace dieta, el tipo de dieta que lleve cada uno ya es otra cosa, puede ser una dieta alta en hidratos y grasas, proteica, vegetariana, baja o alta en calorias…pero no debemos asociar la palabra dieta a comer pocas calorías, tu dieta es sencillamente la forma que tienes de alimentarte.
Personalmente siempre me ha llamado mucho la atención el tema de la nutrición, es increíble lo que una buena alimentación, o una mala, en el caso contrario, puede cambiar nuestra vida, nuestro estado de humor, nuestra piel…y esque que verdad es esa de que ¨SOMOS LO QUE COMEMOS”, pero tengo que reconocer que yo tenía un problema muy grande; el primero era que no tenía ni la suficiente información ni la asesoría necesaria que se necesita cuando se trata de algo tan importante como nuestro cuerpo y nuestra salud, por lo tanto hacía lo que veo a mucha gente hacer a día de hoy,tonterias, que a la larga os puedo asegurar que pasan factura y que no sirven absolutamente de nada, y, en el peor de los casos, nos puede perjudicar seriamente nuestra salud.
Al ver que no estaba obteniendo resultados tomé la decisión de informarme y de empezar a hacer las cosas con sentido común. Comencé a leer (y lo sigo haciendo prácticamente cada día, porque ya sabéis que nunca se sabe demasiado, y a mi me queda mucho) y también decidí acudir a un nutricionista para que me guiara acerca de mi dieta, obviamente me realizaron unos analisis de sangre y a raíz de ahí ya me dio un plan alimenticio saludable para que me ayudara a conseguir mis objetivos.
Por lo tanto mi consejo es que no experimentes, de verdad que las dietas milagro no existen, nunca funcionan a la larga y lo peor es que te pueden causar consecuencias muy graves para tu salud, yo no soy nutricionista por lo tanto lo único que puedo dar son consejos que creo que no le pueden hacer mal a nadie, pero lo que si te puedo asegurar es que puedes lograr perder peso, ganarlo, crear músculo o lo que quiera que tengas como objetivo sin tener que renunciar a esas cosas que te gustan tanto, probablemente tengas que hacer cambios,de eso estoy segura, pero ninguna dieta debe de ser tan estricta como para quitarte o prohibirte ningún alimento que te agrade mucho, recuerda que los excesos, tanto para bien como para mal no son buenos…
En mis próximos blogs os iré contando un poco mas sobre mi tipo de dieta y os recomendaré alimentos que se pueden convertir en vuestra mejor medicina.

Espero que os haya gustado mucho este blog, si es así por favor comentármelo o mandarme sugerencias de temas que os gustaría que comparta, haré todo lo posible lo prometo 🙂

Hasta muy pronto,

JV.